Nacho Diago

Playtime

El acróbata, el poeta, el fotógrafo...el mago. Todos tienen algo en común cuando se ponen a crear, EL JUEGO. El juego forma parte de un escenario común ante el mundo de la creación. Probar como un niño lo haría, a transformar, imaginar, a cambiarle la utilidad, ponerlo en un espacio diferente, cambiarle el tamaño, dotarlo de poderes fascinantes, de secretos inconfesables, de detalles aún no descubiertos...de vida. Con un punto de partida, un simple folio. Una hoja en blanco esperando ser escrita, dibujada, doblada, transformada, mordida, rota y recompuesta para pasar a ser un poema, un sentimiento, una bola de papel, un juguete. El miedo del escritor ante el folio en blanco. El vacío de un creador antes de empezar un proyecto. Las dudas. Los miedos. Y como en el proceso creativo van poco a poco quedando atrás cuando aprendes a disfrutar del camino y te olvidas del resultado. PLAY significa jugar, pero también es actuar, o tocar un instrumento, interpretar una canción o representar a un personaje. Un espectáculo pensado para toda la familia donde la búsqueda parte del teatro de objeto, el clown, el teatro físico y visual, la música, el humor y como confluyen todos ellos en el ilusionismo, entendido como un poema visual, surrealista y lúdico.

Ver más

La viuda valenciana

La viuda valenciana

Al quedar viuda Leonarda, todos los ojos se fijan en ella para encontrarle un marido. Multitud de pretendientes se acercan hasta su puerta, dando lugar a las situaciones más variopintas; pero ella no quiere volver a ser la mujer de, ni la señora de, sino que prefiere ser dueña de su voluntad y, sobre todo, de su deseo. Pronto conoce a Camilo, un joven al que conduce a ciegas (con los ojos vendados) hasta su casa. Allí se aman sin verse, a oscuras y con los ojos tapados. Las sesiones se repiten y la pasión crece como la cresta de un incendio, y el destino hace que los dos amantes se conozcan en público, sin saber Camilo que Leonarda es la dama que lo rapta por las noches. ¿Dejar entrar la luz y destapar la verdad o seguir jugando al juego de sombras? ¿Ceder a la convención social y aceptar de nuevo el matrimonio? ¿Callar todas las demás voces o seguir haciendo oídos sordos? ¿Atender a la pasión o cruzar la puerta hacia una nueva vida en común? Todas estas preguntas saltan sobre el papel a primera lectura de la obra de Lope, y su puesta en escena verterá otras tantas que la hacen muy atractiva, pues nos habla del poder de decisión de la mujer sobre sí misma y sobre su voluntad, por encima de lo aprendido y lo impuesto.