Perigallo Teatro

Pídeme perdón

Contamos la historia de tres personas que no se resignan. Tres valientes que muertos de miedo deciden afrontar los temas no resueltos porque si no, no pueden avanzar dignamente. Miran de frente a la tara que cada uno arrastra desde más o menos temprano, y hacen todo lo que está en su mano para resolverla. Se responsabilizan de su propia felicidad. En este proceso, se van a encontrar con que sus vidas están más entrelazadas de lo que creían. Se necesitan, se deben algo. A veces hay que atravesar un paisaje terrible para poder regresar a casa, para regresar a lo importante: La vida sencilla. Hasta que no miremos de cara al miedo, y atravesemos ese fuego, no empezará a haber esperanza de cambio. Y no se puede pretender el cambio sin estar dispuesto a arriesgar. Para ser revolucionario hay que revolucionarse a uno mismo. En PÍDEME PERDÓN, queremos reflejar el absurdo social que hemos construido, mostrando a personajes que no son buenos ni malos, sino individuos condicionados por sus taras de infancia. Antuán, Flor y Pedro, hacen lo más difícil: tomar conciencia, perdonarse y seguir jugando. Porque nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Todos hemos sido víctimas y verdugos de alguien. Nuestros tres personajes también, y no lo saben. O al menos no lo saben todoÂ… lo van descubrir. Abordamos el bulling escolar, la violencia adulta y el miedo, y no deja de sorprendernos que Baudelaire tenía razón: El hombre hace el mal, porque sufre. Y todo esto, envuelto en un hermoso papel de regalo: la comedia.

Ver más

Pentación Espectáculos

La fuerza del cariño

Aurora y Emma son una madre y una hija muy unidas, pero con puntos de vista muy distintos sobre la vida. Aurora, que está viuda, es una mujer temperamental pero de buen corazón, y Emma es una joven rebelde que está deseando salir de casa e independizarse; lo malo es que para conseguirlo sigue el camino más convencional: casarse con Flap, que tiene más músculos que talento. Por su parte, Aurora tiene un romance otoñal con un ex-astronauta. A través de los años, madre e hija intentan siempre buscar la forma de soportarse y encontrar la felicidad. Aurora, la madre perfecta y tímida viuda, y Emma, su hija rebelde y entrañable, y el profesor torpe y seductor, y el astronauta excéntrico y mujeriego. Estos cuatro seres, a pesar de sus grandes diferencias, celebran la vida de cada día. La celebran con humor, lágrimas, ironías, enfados, gritos, risas... Esta vida que nos ordena al azar, que nos acerca y separa por lazos de sangre o de deseo, de forma misteriosa, cumpliendo mágicas constelaciones que no sabemos interpretar, y que ahí nos deja, en medio del viaje. La madre, la hija, el profesor y el astronauta viven enredados en lazos amorosos que les hacen salir de las sábanas cada mañana. Transitan la vida veloces, con un corazón trepidante que apenas les permite gozar del fondo hermoso y profundo del paisaje. Merodean alrededor de la burbuja en la que todos queremos entrar para olvidar la angustia de la vida, para encontrar el placer infinito de dar amor y sentirse amado. Amor. La emoción que necesitamos como alimento ecológico y esencial para despertar las hormonas de la felicidad. Pero cuando la vida tiembla y el temporal se lleva la ropa y tiritan de frio, el viaje se detiene. Ya no hay filtros, y con potencia salvaje aparece la fuerza del cariño que de golpe los coloca en el paisaje real de la vida, que los convierte en seres humanos completos. Imbatibles. Auténticos. Sinceros. Admirables. Verdaderos supervivientes. Magüi Mira

Ver más

Celestina. La tragiclownmedia

Celestina. La tragiclownmedia

Propuesta a ritmo de comedia del gran clásico de la literatura española que engarza el destino de Calisto y Melibea. La desigualdad de clases, personificada en la corrompida lealtad de los criados y una Celestina alcahueta que utiliza la desventura y el sufrimiento de los amos para enriquecerse, el retrato del ser humano en su ansia de poder y de dinero y su consecuente viaje hacia un fatídico desenlace. Un espectáculo que muestra las altas y bajas emociones humanas al hilo de la música que marcan los corazones de sus personajes. Una visión clara y sincera, con un gran respeto al célebre clásico, pero a la vez con la necesidad de búsqueda de nuevos retos y distintas formas de mirar a los personajes de la obra. A través de la improvisación y con un desarrollo creativo salpimentado con elementos que ya nos caracterizan como son el trabajo del cuerpo, el circo o el clown, hemos conseguido crear un espectáculo “tragiclównmico”, donde se visualizan las miserias, vilezas y ruindades del ser humano, conductas que históricamente delatan al hombre en su avaricia y ansia de poder. Una historia contada de forma directa, sencilla y cómica, utilizando una escenografía con puertas que giran con el fin de conseguir posición, dinero y poder. Tres actores mudan su atrezo y vestuario a velocidad pasmosa para interpretar multitud de personajes, ejecutan rutinas de malabares y acrobacias dramatúrgicamente introducidas para explicar las situaciones, y de forma imaginativa manipulan objetos que cambian los sentidos argumentales. La propuesta además pretende ser referencia para “nuevos públicos”, un acercamiento al clásico mediante un lenguaje sencillo y divertido. Abre la puerta al atractivo del disfrute teatral a la vez que fortalece el interés por la lectura.