Compañía Javier Aranda

Vida

Las cosas hechas a mano tienen su propio carácter, las manos como parte de un ser, como protagonistas, como seres especiales que crean movimiento, emoción y vida. Una canasta a la deriva, un viaje... De cualquier rincón, de cualquier canasta emergen brotes de vida; vidas valiosas, particulares y únicas.

Ver más Comprar entradas

La Chana Teatro

La osadía

Como indica su título, el nuevo espectáculo de La Chana Teatro es eso, una osadía. Abordar un clásico como la Odisea, ya parece bastante atrevimiento, pero llevarlo al teatro de objetos, sin mesa, sin red, a pecho descubierto, construyendo los espacios con balaustradas, destripando al héroe, recreándose en sus contradicciones, en sus penurias, en la búsqueda de sí mismo por los caminos más retorcidos, manipulándolo como lo haría el mismo Zeus, linda con la sinrazón. Pero así son las osadías, inconscientes y aventuradas como la vida de Ulises, el curioso, el astuto, el de las mil mañas, el semejante a los dioses, el infiel, el cruel, el amante, el guerrero, el navegante, el héroe, pero, en definitiva, el hombre. La intención no es desmitificar al héroe, ni mucho menos, sino intentar conseguir que se acepte a sí mismo, tarea nada fácil para quien va dejando cientos de muertos a sus espaldas. Si en la Odisea de Homero la tragedia se masca, en la Osadía se mastica como el que no sabe comer chicle y le extrae todo su sabor en los primeros bocados, con la boca torcida, apuntando una sonrisa socarrona y mordaz que desvela la intención, como siempre, de reírnos de nuestras propias miserias. Todo héroe, como todo hombre, no se parece en nada al resto y esa diferencia, a la postre, es la que los hace exactamente iguales.

Ver más Comprar entradas

El lobo y las 7 cabritillas

El lobo y las 7 cabritillas

Hemos cogido el relato tradicional de “Las siete cabritillas y el lobo” y lo contamos tal cual, pues existe en él un protagonismo de la cabritilla más pequeña que nos parece muy hermoso de remarcar. Las situaciones creadas por el juego colectivo de las siete hermanas y la astucia del lobo por hacerse con “el botín” permiten un divertido juego dramático al que hemos añadido una reflexión sobre la cultura rural y pastoril. Así que os ofrecemos el cuento en su versión original teñido de cierta ironía campestre, esa actitud de “verlas venir” que tienen los viejos pastores pirenaicos.

Comprar entradas