Clásicos excéntricos

29 Semana Internacional de la Música

Clásicos Excéntricos aborda la música clásica desde un punto de vista poco usual, interpretando las piezas con diferentes instrumentos insólitos y actitudes poco convencionales. Un concierto que acerca la música clásica a todos los públicos, sin complejos ni miedos, rompiendo la barrera de lo formal para hacer de la ocasión un momento de disfrute inolvidable. Clásicos Excéntricos es una propuesta sorprendente y sumamente original. Un espectáculo que combina clown y música en directo en un programa universal y muy didáctico, perfecto para todos los públicos. ¿Quién dijo que la música clásica era aburrida? Clásicos Excéntricos hace disfrutar de la belleza de las piezas universales que se interpretan a través del humor, la sorpresa y el atractivo visual y sonoro que aportan los instrumentos insólitos como la Bocicleta Perifónica, el serrucho musical, el Vidriolín Copodivarius, el Destilarminum Percutente en Do para Tres o El Campanófono Sostenente de Cola.

Música

Adaptaciones de fragmentos de piezas universales de la música clásica para instrumentos insólitos.

Intérpretes

Rafael Rivera, Antonio Campos y Rafael Campos.

Ventas

En taquilla: A partir del jueves 22 de octubre en horario de taquilla. Por Internet: A partir del domingo 25 de octubre en www.auditoriomedinadelcampo.es

Ficha técnica

  • Dirección: Dirección Artística: Jorge Barroso. Dirección Musical: Antonio J
  • Duración: 60

OSCYL

OSCYL

Para sorpresa de muchos de sus contemporáneos, Schoenberg siempre defendió la modernidad de la música de Brahms. Y es que, desde comienzos del siglo XX, el maestro de Hamburgo era visto como un compositor de buena técnica pero de espíritu conservador, quizá porque su producción se limitó a los géneros camerístico, sinfónico y del lied, y evitó los nuevos caminos del drama musical y del sinfonismo programático abiertos por Wagner y Liszt. El programa incluye la Sinfonía de cámara nº 1 de Schoemberg y la serenata nº 2 de Brahms. El abandono del romanticismo exacerbado y el giro de Schoenberg hacia la concisión y la depuración musical, perfectamente expresados en la Sinfonía de cámara n.º 1, tiene mucho que ver con la lección aprendida de Brahms.

Comprar entradas
Continuar compra