Los cuernos de Don Friolera

De Ramón del Valle-Inclán

Este divertidísimo esperpento retrata una España de principios del siglo XX en la que Valle critica los prejuicios morales de la pérdida del honor por "los cuernos"; por eso pretende, y logra con suma ironía, burlarse de sus personajes y de sus comportamientos de folletín sainetero, en una parodia satírica sin precedentes, que provoca risas crueles y desatadas sobre la tradición machista de los españoles. La historia narra como el teniente Astete -don Friolera-, recibe un anónimo avisándole de que su mujer le engaña. Vuelto loco por los celos de su frívola mujer, doña Loreta, tentada por un chulapo de medias tintas y vecino, el barbero Pachequín, e instigado por un malintencionado vecindario, trama tomar venganza. La hija de ambos, Manolita, entra en escena justo cuando el supuesto "cornudo" va a matar a los inocentes amantes, amansando las iras de su padre. Sin embargo la presión de sus colegas militares le ofusca en lo más hondo de su orgullo, y recurriendo a un ancestral código del honor, y pistola en mano, se conmina a cometer el crimen, al grito de "¡En el cuerpo de carabineros no hay cabrones!"

Intérpretes

Francisco Negro, Mayte Bona, Felipe Santiago, Adolfo Pastor, Santiago Nogués y Mamen Godoy.

Ventas

Renovación de abonos (solo en taquilla): Del 1 al 17 de agosto, de lunes a viernes de 19:00 a 21:00 horas. Y del lunes 20 de agosto al domingo 2 de septiembre, todos los días de 19:00 a 21:00 horas (excepto el día 1 de septiembre que la taquilla no abre). Cambio de abonos (solo en taquilla): Lunes 3 de septiembre de 18:30 a 20:30 horas. Venta de nuevos abonos (en taquilla y por internet): Del martes 4 al viernes 14 de septiembre de 18:30 a 20:30 horas. Venta de entradas en taquilla: A partir del lunes 17 de septiembre de 18:30 a 20:30 horas y 2 horas antes de cada sesión. Venta de entradas por Internet: A partir del lunes 17 de septiembre en www.auditoriomedinadelcampo.es

Ficha técnica

  • Dirección: Francisco Negro
  • Duración: 90

El flautista de Hamelin

El flautista de Hamelin

El flautista de Hamelin nos ha cautivado siempre por su misterio. Una leyenda de transmisión oral, un cuento popular (documentado por primera vez por los hermanos Grimm), un poema (Robert Browning, 1845) y quizá, antes de nada, un hecho real; con dos finales diametralmente distintos: los niños vuelven al pueblo con sus familias o no vuelven. Esa cueva abierta en la montaña también está rodeada de enigma: ¿es la máxima oscuridad o es un paraíso para esos niños que ya no son felices en su pueblo? No hay una única interpretación para la historia del Flautista de Hamelin. Y esto nos encanta. Nos estimula y dispara la sugestión nuestra intrépida mente siempre con ganas de retos y de descubrimientos; y nuestro corazón también, siempre en busca sentimientos apasionantes y arrebatadores. Una vez más la ancestral capacidad humana para la inventiva y la fabulación con el propósito de comprender lo que no entiende. El flautista de Hamelin, año tras año, siglo tras siglo, versión tras versión, ha ido ganando matices y abriendo incógnitas; y, a su vez, recogiendo toda la magia, la fantasía y la musicalidad que ha ido encontrando por el camino. Tan solo leyendo o escuchando dos párrafos de cualquier versión vemos que guarda en su interior un cuento medieval, fantástico, costumbrista y musical lleno de gracia. Y hemos querido adentrarnos en él. Hemos descubierto su maravillosa capacidad de sugestión, de sugerencia, de alegría, su lirismo y su inmensa poesía. Nuestro pequeño se llama Leo, y al cabo de un tiempo nos dimos cuenta de que no elegimos este nombre por casualidad. El flautista dice en un pasaje de la obra: “…Y aún más cuando su paso lento está acompañado del maravilloso tamborileo de la madera sobre el suelo”. Tambor y Leo nos estalla en el corazón. Y se nos antoja que cuando Leo camina toca con su muleta la gran piel de tambor del mundo, la piel y el alma de todos nosotros. El flautista de Hamelin nació bajo el signo del misterio, y lo sigue conservando.

Comprar entradas
Continuar compra