El Princi-Pato (El príncipe envidioso)

El “Princi-Pato" cuenta la historia de un príncipe, un niño de apenas 10 años, al que han educado con mano dura, excesivamente dura. Cuando le llega la oportunidad de gobernar un pequeño castillo, no duda en mostrarse despótico y cruel ante sus pocos vasallos, entre los que se encuentra Candela, una niña de su misma edad. Candela se enfrenta al príncipe y consigue hacerle entender que esa felicidad que él nunca ha conocido está fuera de sus estrictas normas, está más allá de la coraza en la que ha sido educado, y le ayuda a ser valiente para conquistar por fin la felicidad que le ha sido negada hasta el momento. Le enseña a tener paciencia y le muestra que, con la bondad y el respeto se puede conseguir mucho más que con el despotismo al que el príncipe está acostumbrado a obrar. En medio aparece un pato con un ala rota que no puede emigrar al sur con su bandada, y que será el catalizador de todo el cambio de actitud del príncipe.

Intérpretes

Ana García y Nuria Cuadrado.

Producción

Espectáculo de títeres y actores. Tipo de manipulación: BUNRAKU (sobre mesa).

Ventas

Renovación de abonos, solo en taquilla: Del miércoles 8 al miércoles 15 de enero de 18:30 a 20:30 horas. Cambio de abonos, solo en taquilla: Jueves 16 de enero de 18:30 a 20:30 horas. Venta de nuevos abonos, en taquilla y por internet: Del viernes 17 al domingo 26 de enero de 18:30 a 20:30 horas. Venta de entradas: Del lunes 27 al jueves 30 de enero de 18:30 a 20:30 horas y 2 horas antes de cada sesión. Venta de entradas por Internet: A partir del lunes 27 de enero en www.auditoriomedinadelcampo.es

Ficha técnica

  • Dirección: Álex Díaz
  • Duración: 50

Pídeme perdón

Pídeme perdón

Contamos la historia de tres personas que no se resignan. Tres valientes que muertos de miedo deciden afrontar los temas no resueltos porque si no, no pueden avanzar dignamente. Miran de frente a la tara que cada uno arrastra desde más o menos temprano, y hacen todo lo que está en su mano para resolverla. Se responsabilizan de su propia felicidad. En este proceso, se van a encontrar con que sus vidas están más entrelazadas de lo que creían. Se necesitan, se deben algo. A veces hay que atravesar un paisaje terrible para poder regresar a casa, para regresar a lo importante: La vida sencilla. Hasta que no miremos de cara al miedo, y atravesemos ese fuego, no empezará a haber esperanza de cambio. Y no se puede pretender el cambio sin estar dispuesto a arriesgar. Para ser revolucionario hay que revolucionarse a uno mismo. En PÍDEME PERDÓN, queremos reflejar el absurdo social que hemos construido, mostrando a personajes que no son buenos ni malos, sino individuos condicionados por sus taras de infancia. Antuán, Flor y Pedro, hacen lo más difícil: tomar conciencia, perdonarse y seguir jugando. Porque nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Todos hemos sido víctimas y verdugos de alguien. Nuestros tres personajes también, y no lo saben. O al menos no lo saben todoÂ… lo van descubrir. Abordamos el bulling escolar, la violencia adulta y el miedo, y no deja de sorprendernos que Baudelaire tenía razón: El hombre hace el mal, porque sufre. Y todo esto, envuelto en un hermoso papel de regalo: la comedia.

Continuar compra